0

Sobre ovulacion

La ovulación es el momento que determina los días de fertilidad de la mujer, un dato a tener en cuenta tanto para la concepción de un bebé como para evitar el posible embarazo. Consiste en la liberación de un óvulo maduro y se produce en la mitad del ciclo menstrual. Por ciclo menstrual entendemos el proceso mediante cual se desarrollan los gametos femeninos y una serie de cambios dirigidos a preparar el organismo para el establecimiento de un embarazo. El inicio del ciclo ocurre el primer día de la menstruación y acaba el día anterior al inicio de la próxima menstruación. Por tanto se puede decir que la ovulación es una fase del ciclo menstrual ya que esta se produce a la mitad del ciclo.

Una mujer nace con, aproximadamente, unos 500.000 óvulos que pueden ser fecundados a lo largo de la vida fértil de la mujer. Pero para que estos sean fecundados es necesario que los ovulos sean maduros, y en realidad una mujer llega a eliminar solo unos 500 óvulos, además el 80% son eliminados hasta los 30 años de edad. El ciclo menstrual es repetitivo y aproximadamente a los 14 días, uno de los ovarios libera un óvulo maduro. Al abandonar el ovario, el óvulo penetra la trompa de Falopio y la recorre hasta llegar al útero. Una vez llegado allí espera a que sea fecundado en un plazo de 48 horas. Si en el transcurso de este tiempo no está fecundado por el espermatozoide, el óvulo muere y será expulsado del organismo a los 14 días después de su liberación junto con el endometrio, esto es lo que se conoce como “la regla”.

El periodo de ovulación produce unos cambios importantes en el organismo femenino. Uno de ellos es la mucosidad vaginal. Tanto en los días previos como durante la ovulación la mucosidad vaginal pasa a tener una consistencia similar a una clara de huevo cruda; esta tiene un papel importante ya que permite transportar a los espermatozoides con mayor facilidad al interior del sistema reproductor femenino, facilitando así la fecundación. Otro cambio que experimenta el cuerpo es que los pechos se hinchan y duelen, se puede notar molestia o dolor en la zona de los ovarios, especialmente del ovario que está ovulando. También la temperatura basal aumenta ligeramente y los cambios de humor pueden ser repentinos.

Fase de la ovulacion

Como todo proceso el periodo de ovulación viene a ser constituido por fases o etapas y, en concreto, son tres: la fase folicular, la fase ovulatoria u ovulación propia y la fase lútea.

La primera fase es la folicular, que debido a la acción de una hormona denominada folículo- estimulante o FSH comienza el desarrollo de los folículos dentro de los ovarios. Esta acción permite el inicio de maduración de las células en ambos ovarios para que puedan llegar a ser óvulos. Los folículos empiezan a segregar grandes cantidades de estrógeno que tiene por finalidad de preparar el útero para que este sea capaz de albergar el óvulo fecundado. Los fólicos se desarrollan entre 10 y 100 por cada ciclo pero solamente uno llega ser maduro y por ende liberado. Una vez liberado el óvulo se produce la fase ovulatoria, ya que el óvulo sale del folículo y se dirige hacía el útero a través de las Trompas de Falopio para ser fecundado. La vida del óvulo es corta en comparación con la de los espermatozoides ya que estos pueden alcanzar los 5 días dentro de las Trompas, mientras que el óvulo puede durar hasta 48 horas. En el caso de no ser fecundado este comienza a desintegrarse. La tercera fase es la lútea que se caracteriza por la aparición en la zona de liberación del óvulo de un tejido rico en colesterol de color amarillento. Este tejido segrega cantidades importantes de progesterona que tiene como principal finalidad la de preparar el endometrio para alimentar el óvulo fecundado hasta que la nutrición pueda realizarse a través de la placenta. La progesterona asimismo estimula el cuello uterino a que segregue un moco muy espeso, cuya finalidad es de impedir la entrada en el útero de gérmenes que afecte el huevo fecundado. Si no se produjo la fecundación tendrá lugar lo que se conoce como muerte funcional del cuerpo lúteo, mientras que la mucosa uterina se desvitaliza ante la falta de estímulos hormonales adecuados, produciéndose así la menstruación. Ahora bien, después de haber visto lo que ocurre en nuestro cuerpo durante el periodo de ovulación a nivel celular, también es importante lo que nos pasa visiblemente. Es decir, que en la primera fase de los primeros 14 días del ciclo menstrual una mujer se siente estupenda, pero empieza a tener malestar, dolores de cabeza, hinchazón de pecho en la segunda fase de los 14 días antes de la nueva menstruación. Para evitar o por lo menos disminuir los efectos sobre nuestro humor, estado de salud en esos días delicados lo que se puede hacer es tener una alimentación variada rica en calcio, fibra y hacer ejercicio.

Los sintomas de la ovulacion

Cuando estamos ovulando nuestro mismo cuerpo nos avisa mediante síntomas naturales como son:

–          Mucosidad vaginal abundante;

–          Aumento de la temperatura basal;

–          Dolor de los ovarios, especialmente del lado que ovula.

El primer síntoma en términos médicos se denomina mucosidad cervical y es un elemento vital porque proporciona el entorno adecuando mediante cual los espermas podrán desplazarse y así llegar a fecundar el óvulo. Este moco no solamente ayuda al desplazamiento de los espermas sino que crea el medio adecuado para que éstos puedan sobrevivir hasta los 5 días. La textura y la consistencia del moco cervical se caracterizan por ser resbaladiza, abundante y de color similar a la de una clara de huevo cruda.

Otro sintoma de la ovulacion es el aumento de la temperatura basal que se puede determinar mediante el seguimiento de la misma. Existe un termómetro especial diseñando para medir la temperatura basal de su organismo. Si usted trata de tomarse la temperatura cada día a la misma hora al comienzo de cada día justo después de levantarse de la cama será consciente cuando se producirá el aumento de la temperatura basal. A veces, algunas mujeres ni siquiera necesitan el seguimiento de la temperatura para darse cuenta de la misma ya que al tocarse el abdomen lo sentirá en seguida y sabrá que está ovulando. No obstante si se procede al seguimiento diario de la temperatura y lo anotara en su calendario observará que esta varia, sobre todo cuando se consuma alcohol o sufre de alguna infección.

El dolor en los ovarios es un indicio de que esta ovulando. Sin embargo, este dolor puede darse antes, durante o después del periodo de ovulacion. Pero si el dolor se focaliza debajo del abdomen, sin tener la regla, entonces puede ser considerado un signo de la ovulación. Este dolor puede durar solo unas horas o a veces días. De todas formas, una mujer se dará cuenta que se encuentra ovulando cuando concurren todos estos síntomas enumerados arriba.

El conocer el periodo de ovulación ayuda a entender mejor el funcionamiento del sistema reproductor femenino.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *