0

Sintomas de ovulacion

Todas sabemos que la ovulación es un proceso mediante cual un óvulo maduro se desprende de forma natural del ovario que, después de atravesar la trompa de Falopio, espera ser fecundado. Este proceso se produce siempre en la mitad del ciclo menstrual, aunque este sea regular o irregular, y marca los días fértiles de la mujer. En los días fértiles una mujer puede quedarse embarazada, ya que es el momento ideal porque el cuerpo esta preparado para ello. Si existe el deseo de convertirse en madre, manteniendo relaciones intimas en ese periodo la posibilidad es alta de quedarse preñada, por lo contrario, puede utilizar protección o evitar las relaciones sexuales. Sea cual fuere el motivo es de saber que los días de la ovulación marcan los días fértiles.

Para saber cuando estamos ovulando tenemos varios métodos de averiguarlo, así como productos que se encuentran en el mercado con la capacidad de leer a partir de una prueba de orina de si estamos o no ovulando o prestar atención a nuestro cuerpo, ya que en ese periodo nuestro organismo experimenta unos cambios. Para saber cuáles son los cambios que nuestro cuerpo sufre tenemos que prestar atención a las señales que él nos enseña, de esa forma sabemos que en ese periodo estamos ovulando.

El organismo esta ovulando cuando la mujer experimenta los siguientes síntomas:

–          El aumento del pecho es uno de los síntomas que una mujer observa cuando el organismo se prepara para la liberación del óvulo. Estos se hinchan y se ponen tensos, sintiendo la mujer unos pinchazos en los mismos, manifestando dolor.

–          Dolor abdominal: cuando se produce la ovulación es normal que se sienta un cierto malestar, además es un síntoma confuso porque no se da siempre, varía en cada mujer. Pero puede aparecer manifestándose a través de ligeros pinchazos en el abdomen por un periodo muy corto. Ese es el momento en el que se produce la ovulación. Después de ese corto periodo de malestar, el óvulo espera para ser fecundado si eso no ocurre el cuerpo se prepara la menstruación.

–          Cambio en el flujo vaginal: durante el ciclo menstrual el flujo vaginal experimenta cambios en su textura y consistencia. Si presta atención después de la regla observara que apenas tiene flujo vaginal, es lo que se conoce como el periodo seco. Esto no ocurre cuando se produce la ovulación, de hecho observara que la cantidad del flujo vaginal aumenta y adquiere la textura y consistencia similar a la clara de huevo presentando un color blanquecino. Este cambio en el flujo vaginal se produce por el aumento de los niveles de estrógeno proporcionando el entorno adecuado para el desplazamiento del espermatozoide por el cuello uterino, alcanzando el útero y llegar al óvulo en la trompa de Falopio. Es importante saber que normalmente el flujo vaginal actúa como barrera para la fecundación del óvulo pero no ocurre así cuando se produce la ovulación.

–          El aumento de la temperatura basal es otro síntoma de la ovulación. Es poco apreciable pero se puede controlar a través de un termómetro para medir la temperatura basal. El aumento de la temperatura corporal es provocada por la producción de progesterona por parte del óvulo liberado. Los dos días previos al aumento de la temperatura basal son de mayor fertilidad.

Los síntomas mencionados arriba son los que nos avisa de que estamos en el proceso de ovulación o de que éste ya se ha producido. ¿Cuánto duran los síntomas del proceso de ovulación? Decir que para algunas mujeres cuando están ovulando, además de los síntomas ya mencionados sienten un cierto malestar como dolor de cabeza, sensación de vomito, sensibilidad con el olor, etc. Estas molestias duran unos cuatro días, que van desde 3 días antes de la ovulación y 24 horas después de que se produzca. Para las mujeres que padecen un síndrome premenstrual muy intenso pueden seguir son estas molestias. Pues el pecho sigue hinchado, el dolor abdominal se agudiza, pero después de la ovulación aparecen otros síntomas como la irritación, el nerviosismo lo cual ya establece los lindes entre la menstruación y la ovulación. No obstante, para aquellas mujeres que no padecen el síndrome premenstrual, las molestias acabaran pasado los 4 días.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *