0

Remedio casero para una piel seca huevo y miel

mascarilla de huevo y miel

La mascarilla casera de huevo y miel es muy recomendable para combatir la piel seca, de modo que consigamos una apariencia más saludable y joven, a la vez que prevenimos la aparición de grietas y arrugas, muy comunes en ese tipo de piel.

Cómo utilizar la mascarilla casera de huevo y miel

El huevo y la miel son grandes combatientes de la piel seca, consiguiendo, así, acabar con ese aspecto escamado y agrietado que cualquier piel seca puede llegar a tener si no recibe los cuidados necesarios.

Para realizar la mascarilla, sólo hay que mezclar la yema de huevo con una cucharada de miel, y remover hasta conseguir una masa uniforme. No hay razón para que ésta quede un poco sólida, pero si así ocurriese, puedes añadir un poco de agua para rebajarla.

Terminada la mezcla, sólo tendrás que aplicarla al rostro y al cuello y dejarla penetrar en la piel durante unos veinte minutos, tras lo cual tendrás que lavarte con abundante agua para retirar el exceso de esta mascarilla casera de huevo y miel.

Como siempre, para que esta mascarilla casera surta todo el efecto posible, es recomendable lavar con agua caliente la cara antes de su aplicación, para abrir los poros y facilitar la absorción de los nutrientes. Después, al momento de retirarla, lo mejor es utilizar agua tibia, y finalizar aclarando con agua fría para que los poros se cierren y no entre suciedad.

 

Como puedes ver, conseguir una piel saludable e hidratada es muy sencillo gracias a esta mascarilla casera de huevo y miel. Gracias a ella, tendrás menos posibilidades de que el tiempo muestre sus achaques en tu rostro, ya que en las pieles hidratadas es más difícil que aparezcan arrugas y otras evidencias del paso de los años.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *