0

Qué es la implantacion

Tanto las mujeres como los hombres son fundamentales para la reproducción de la especie humana en la Tierra. Pero el sistema reproductor femenino es el que realmente sufre unos impresionantes procesos y cambios tanto antes como después del milagro conocido como “dar la luz” y que, además de expandir la raza humana, conlleva un cumulo de alegría e ilusión en algún hogar de esta madre Tierra.

Bueno, es que una vez fecundado el óvulo lo que significa la concepción de un ser humano, éste empieza inmediatamente a trabajar en su desarrollo. Después de la fecundación lo que sigue se conoce como división celular. El cigoto unicelular en las primeras 12 horas se divide en dos células y, estas dos se dividen en otras dos y así sucesivamente. Cada 12 horas el número de células se duplica. La duplicación de células se lleva acabo mientras que el cigoto se mueve en las trompas de Falopio hasta llegar al útero. En aproximadamente 3 días ya se formará la mórula (es tu bebé en desarrollo) y estará lista para salir de la trompa y implantarse en el útero. Dentro del útero cambia de una masa celular a un grupo de células situadas alrededor de una cavidad llena de líquido. A partir de este momento se llama blastocito. La capa interna del blastocito es una masa compacta de células que tienen la función de formar al bebé, mientras que la capa externa de células forma la placenta cuya finalidad es nutrir al bebé durante su desarrollo.

La implantación se produce cuando la mórula se sujeta o implanta en el útero. A partir de ese momento la mujer ya puede sentir síntomas del embarazo. La implantación tiene lugar, por regla general, a los nueve días de la fecundación, pero puede produciré también a los seis o doce días de la fecundación. Algunas mujeres sangran cuando tiene lugar la implantación. Se trata de un sangrado leve, de color rosa o marrón claro que las mujeres lo nota cuando se están higienizando después de usar el baño. Este sangrado es el resultado de la fertilización del óvulo o del embrión, implantado en el epitelio del útero.

Los síntomas de la implantación pueden confundirse con el síndrome premenstrual, ya que la implantación a veces tiene lugar a los 12 días después de la fecundación del óvulo. Síntomas como el aumento del pecho es confuso, ya que no puedes darte cuenta a ciencia cierta de que se trata de una implantación o se te acerca la menstruación. Otros síntomas son la fatiga y las náuseas que suelen aparecer a una sola semana o dos después de la concepción. Estos síntomas se deben al cambio hormonal causado por el óvulo ya implantado.

Para asegurarse de que realmente se trata de un embarazo es necesaria la realización de la prueba de embarazo.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *