0

Como evitar y combatir el estres

tired at work

El estrés es un problema que asiste en la vida de las personas día a día, y se produce por situaciones sobresalientes que no estamos acostumbrados a enfrentar.

 

Éste problema se trata simplemente de una alteración que experimenta tu cuerpo en contestación a estímulos internos o externos. Puedes tener estrés “pasivo”, que te sostiene en alerta sin perturbarte, y estrés “malo” que te impide argumentar en forma amable ante determinadas situaciones.

 

Está comprobado que cuando el estrés es estable y no ocasional, el sistema inmunológico se vuelve más débil (gripes, tos), se descansa mal (baja la productividad intelectual y profesional, se pierde fácilmente la concentración y la atención). Y lo más grave de ésta enfermedad es que si nos dejamos estar, puede convertirse en angustia.

 

La angustia puede acontecer por diferentes orígenes y tiene diferentes formas de expresión, sin embargo, en todas ellas, existe un desgaste de la salud que perjudica a nuestro mundo afectivo, profesional, mental y físico.

 

Identificando los problemas que nos causan estrés…

 

El conflicto principal de quien padece de estrés es que continuamente piensa en aquello que le causa estrés. Si acudir a un lugar que te genera estrés ¿Por qué sigues yendo?. O si una persona está constantemente atacándote y eso te produce estrés ¿Por qué sigues viéndola?.

 

Todo lo que te origina estrés tiene remedio pero no se detendrá si no reconoces ese punto y lo suprimes o modificas para que no siga produciéndote estrés.

 

Quizás recapacitas que tienes un “conflicto verdadero” que te estresa, intranquiliza o fastidia y que para poder sentirte alegre ésta circunstancia tiene que modificar. ¿Pero qué opinarías si te dijera que no existen problemas “concretos” y que la única dificultad con la que tienes que combatir son tus pensamientos acerca de lo que estás viviendo?

 

Vamos a llevar a cabo un ejemplo para su mayor comprensión. Alguien pierde su trabajo y piensa que es un gran inconveniente, se angustia por ello y se fantasea los peores escenarios. Otra persona pierde su ocupación y razona que es una buena ocasión para hacer lo que en realidad le gusta, para descansar e incluso para tomar otro rumbo. Las dos personas están viviendo exactamente la misma situación, han perdido el trabajo, una la ve como una preocupación, la otra como una oportunidad…

 

¿Entonces cómo puede ser que perder el trabajo sea el “conflicto original”? Si lo fuera, todas las personas que pierden el trabajo deberían de sentirse igual de estresadas y no es lo correcto. En realidad el único inconveniente está en tu mente, en todas esas fantásticas crónicas de horror que te cuentas, de lo que significa perder tu trabajo. Éstas crónicas no son de verdad y eso es lo que te imposibilita a pensar claramente y ver las posibilidades que se entregan delante de ti.

 

Debes saber, o al menos abrirte a la posibilidad, de que nada exterior tiene la capacidad real de afectarte. Cuando termines de descubrir que la autentica causa de tu estrés es solo un producto de tus pensamientos, podrás liberarte de ese sufrimiento.

 

Sencillas preguntas que puedes hacerte..

 

Invierte tu pensamiento a lo opuesto: Si es una persona la cual te produce malestar, intenta invertir tu pensamiento en 180º, es decir, a lo opuesto. “Él sí me presta atención”, “Ella sí se fija en mí”.

 

Cambia tu pensamiento hacia el otro: “Yo no le entrego mi atención”, “Yo no me fijo en él”. Trata de encontrar ejemplos que se adecue al momento que estás viviendo.

 

Transforma tu pensamiento hacia ti mismo: “Yo no me presto atención”. Y esta es quizás la alteración más profunda de todas, la que te asistirá a pensar cómo no te has estado prestando atención a ti misma en muchas posturas de tu vida. Y cuando razones ésto, podrás pensar ¿cómo espero que él me preste atención, si yo misma no lo hago? Y gracias a ésto podrás comenzar a hacer las enmiendas necesarias contigo.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *